El bullying; situación actual

 

 

Estamos frente a un fenómeno, que sin duda a través del tiempo y del mundo ha llegado a adquirir un gran impactado en la sociedad, debido a que las agresiones que se dan ya no son simple violencia o juegos de nuestros jóvenes.

 

 

La CNDH inauguro un foro "Para una educación sin bullying"  debido a que datos arrojaron que las agresiones las sufre el 40% de la población escolar de primaria y secundaria, tanto en instituciones públicas como privadas. 

 

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en el país, se encontraron los siguientes registros:

 

  • 4,681 suicidios por varias causas; dentro de las cuales un total de 190 jóvenes en el Distrito Federal se quitaron la vida a consecuencia de la violencia que sufrían en la escuela, así mismo entre marzo y junio de este año se presentaron 13,633 denuncias, la mayoría de ellas en las delegaciones Azcapotzalco, Cuauh­témoc, Gustavo A. Madero y Benito Juárez (Brito, 2010).

 

El Instituto Nacional de Evaluación Educativa, en el que se determina que el 8.8% de estudiantes ejercen bullying a nivel de primarias y 5.6% en secundarias (Brito, 2010), el presidente de la CNDH determina que la estrategia para erradicarla debe ser la educación, así como sumar esfuerzos con padres de familia, profesores e instituciones públicas.  

 

Plascencia en 2011 comentó que nuestro país ocupa el primer lugar con mayor violencia verbal, física, psicológica y social (bullying) entre alumnos de educación básica, pero también tiene a los maestros menos preparados y más faltistas, esto a través del Estudio Internacional sobre Enseñanza y Aprendizaje. 

 

 

  

 Jaime Arturo Vásquez Aguilar, diputado independiente al respecto declaró:

 

El bullying es un fenómeno que no se atendió a tiempo y se convirtió en un problema de salud, de seguridad y de educación, sea por daños psicológicos, gastos que produce en la atención de las víctimas, baja calidad educativa, la descomposición social y, sobre todo, lo más lamentable, que nuestras niñas, niños y jóvenes se están involucrando en algunos casos en actividades delictivas”;

 

De lo cual deriva que diferentes entidades federativas empiezan a tipificarlo, pues al cometer actividades delictivas el bullying deja de ser un trato social, ya que quienes ejercen acciones de violencia hacia otras personas, empiezan a transgredir sus derechos humanos, por lo cual pasa a ser de interés del derecho para regularlo y sancionarlo, existiendo reformas como es el caso a la Ley General de educación, aprobados por los diputados, en el cual se establece que las autoridades del nivel federal, estatal y municipal deberán instrumentar políticas para diagnosticar, prevenir, controlar y erradicar este problema.