Antecedentes

      El primero que empleó el término “bulliing” en el sentido de acoso escolar en sus investigaciones fue Dan Olweus, quien implantó en la década de los '70 en Suecia un estudio a largo plazo que culminaría con un completo programa antiacoso para las escuelas de Noruega.

 

 

 

 

       

        En el caso particular de México, los estudios fueron realizados hace poco por la Secretaria de Educación Pública (2009) y de él se desprende que al consultar puntualmente por agresiones físicas sufridas durante los dos últimos años, los compañeros sobresalen como principales agresores: más de 30 porciento de niños y niñas de sexto de primaria así lo señalaron; un porcentaje levemente menor del alumnado de secundaria planteó también haber sido objeto de agresión física por parte de compañeros. Las compañeras ocupan el segundo lugar como agresoras físicas.