Tipificación

 

Tipificación penal es la criminalización de una norma de cultura realizada por el legislador y establecida en una ley penal. Con la descripción de los comportamiento en el tipo penal, el legislador indica a los ciudadanos que comportamientos están prohibidos y espera que, con la conminación penal contenida en los tipos, los ciudadanos se abstengan de realizar la conducta prohibida

 

 

 

 

 

 

¿Por qué tipificar?

 

El legislador quiere con la reforzada sanción de la pena, brindar mayor protección a los intereses jurídicos; o darla donde los medios protectores de otros sectores del derecho público o privado no basten; la pena debe ser el último recurso o extremo a que debe llegarse en la tutela de los bienes jurídicos.

 

 

Si se le utiliza donde basten otros procedimientos más suaves para preservar o reinstaurar el orden jurídico, le falta de legitimación de la necesidad social y la paz jurídica se ve perturbada con la presencia de un ejército personas con antecedentes penales, en mayor medida que lo que puede ser fomentada por la conminación penal.

 

 

Se protesta así justificadamente contra toda manipulación de la norma penal, que la hace perder su verdadera función motivadora y su fuerza de convicción y se le sustituye por mandatos huecos que carecen de eco y la fuerza receptiva para los ciudadanos y en general para los destinatarios de las conminaciones penales