Algunas recomendaciones

El problema investigado abarca a toda la sociedad desde el origen desarrollo y las consecuencias. Por lo que iniciamos sugiriendo recomendaciones a los padres para que enseñen a sus hijos los valores y respecto a los derechos de los demás, para cuando crezcan no cometan conductas delictivas; pero necesariamente tienen que generar en su hogar un ambiente de paz, orden, respeto y felicidad. 

 

Para los educadores es necesario igualmente que fomenten los derechos de los niños, dándoles conocer cada uno de ellos y el respeto a los mismos; así como un ambiente de orden entre las relaciones de los alumnos y de estos con los profesores; pero al igual darles a conocer información sobre el bullying, para que cuando se vean afectados por este fenómeno, conozcan que existen instituciones que garanticen sus derechos y castiguen a los agresores.

 

En lo que respecta al gobierno, debe de implementar políticas de prevención y sanción, así como la difusión de información acerca del bullying, mediante foros y conferencias, pero a las que los educadores y padres de familia acudan, para saber qué hacer, si uno de sus hijos se encuentran en una situación; también dando más apoyo y seguridad a las escuelas y revisando las relaciones entre los profesores y sus alumnos.

 

Por último, si el estado y la sociedad en esfuerzos conjuntos hayan elaborado todo tipo de estrategias para combatir la conducta y que a pesar de estos esfuerzos fallen, la última solución ante un fenómeno social, es acudir con las autoridades encargadas de la investigación y sanción este tipo de conductas de acoso; pero deben estar consientes que el derecho penal no se trata de una cura universal para estos males, pues lo único que se generaría es acrecentar las leyes penales y el número de ciudadanos con antecedentes penales por haber realizado “delitos” cuya existencia es injustificable habiendo otros medios alternativos para solucionar el mal que aqueja a la sociedad. Pero una vez que se recurra a ellas deben de cumplir con la ley y la justicia.